Páginas

martes, 7 de enero de 2014

Hábitos de consumo en hortalizas.

La sociedad se encuentra en un cambio constante y cada vez estamos más preocupados por la salud y el bienestar,  demandando una gran variedad productos de calidad, económicos y accesibles en cualquier época del año.


Un cambio en los hábitos de consumos alimentarios, que se refleja sobre todo en frutas y hortalizas, fuentes de vitaminas, minerales y fibra indispensables para la alimentación. 

La naranja, la manzana y el plátano son las frutas más consumidas con independencia de la época del año, por otro lado también lo son hortalizas y verduras como el tomate, la cebolla, la zanahoria, lechuga y las judías verdes. En la otra cara de la moneda, se acentúa un brusco cambio en la demanda y consumo de productos como los apios, nabos, coles de Bruselas y brócolis, debido fundamentalmente al sabor.

La rapidez y la comodidad de no tener que limpiarlos son los factores más importantes a la hora de adquirir los productos, aunque los consumidores son conscientes de que encarecen el precio final del producto.

En los establecimientos de mayor tamaño (hipermercados y supermercados grandes) se aprecia un descenso en el consumo de verduras y hortalizas a granel y un incremento en las ventas de verduras y hortalizas ya preparadas (ensaladas en bolsas, etc) por lo cómodo y práctico que resulta.
 En cuanto a los establecimientos donde adquieren frutas, mencionan los mercados tradicionales como canal principal de compra, donde se ha notado un gran incremento en el consumo de frutas.  Según los propietarios de estos establecimientos, la creciente preocupación por la salud y el mantenimiento de una alimentación sana, son las principales razones que explicarían dicho incremento.

Las frutas, verduras y hortalizas procedentes de cultivos ecológicos tienen una demanda que, aunque va creciendo muy lentamente, poco a poco se está incrementando su consumo debido a los hábitos de consumo más saludables, una conciencia agroambiental mayor, el sabor de los mismos…



Fuente:
Magrama.

Autora: Mª del Mar García Marín






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada